La promesa: Maribel Tellaetxe, despedida

La promesa (2019) se trata del “documental que nunca se debió rodar en un estado social y democrático de derecho”. Así se presenta el espacio de difusión creado por Danel Aser (dirección, guion), SOS Amatxu, que busca ayuda para su madre, Maribel Tellaetxe. La promesa es un documental que clama por el derecho a la muerte digna y por la aprobación de la Ley de la Eutanasia en España, un hecho que se ha producido de manera muy reciente. Ha sido visionado, seleccionado y premiado en multitud de salas y festivales en varias de ciudades del mundo. La promesa estuvo producido por El Plató de Cinema.

Una carrera de fondo: la lucha por la eutanasia

¿Qué es la eutanasia? ¿Cuál es la motivación de vivir por el dolor? ¿Por qué morir? Bueno, la historia de Maribel Tellaetxe es la historia de mucha gente que después de décadas queriendo dejar este mundo de una forma libre y digna no han logrado cumplir su último deseo, el más importante. Porque a la vida se viene sin sentido, sin conciencia, sin expectativas. Pero la muerte, si acaso pudiera elegirse, sería de nuestras decisiones, seguramente, la más difícil.

Cuando se grabó este documental la polémica era activa a pesar del tiempo que el tema de la eutanasia llevaba sobre la mesa. La razón de ser de este documental formaba parte de la lucha por conseguir morir dignamente, y de obtener una libre elección para todos, pero sin perjuicio de nadie. Y hoy sí, hoy más que nunca, este documental y la pelea de tanta gente ha tenido sentido, y resolución. Descanso para ellos, y para sus familias. Hubieran llegado a tiempo o no a esta ley, la carrera de fondo terminó. Todos hemos llegado a la meta.

Foto: YAQ Distribución.

La promesa ha pasado por multitud de festivales, ha sido galardonado hasta en la otra punta del mundo, y sin saber si por fin conseguirían el único premio perseguido y anhelado. El pasado diciembre de 2020 con 198 votos a favor, la Ley de la Eutanasia es aprobada en España. Hace cosa de muy escasos meses, el derecho a la muerte se regulariza en contra de algunos que claman por el derecho a la vida. Qué paradoja.

Sobre todo porque nadie está libre de necesitar acogerse a esta ley, porque cualquiera, un hermano, una madre, un hijo, puede verse en esta horrible situación. El decidir irse del mismo modo en el que se llegó a nadie más afecta que a su propia vida o, en todo caso, a las personas que bien le quieren. Y cuando hay amor de por medio solo se desea una cosa, el bienestar de la persona amada.

La promesa del hijo a su madre, Maribel Tellaetxe

“La vida es un derecho, no una obligación” así comienza esta historia marcada por el olvido. Maribel fue diagnosticada de alzheimer y antes de que los recuerdos la abandonasen dejó por escrito a sus familiares una última voluntad: ella no quería vivir sin saber quién era o con el desconocimiento de sus seres queridos. Su familia se lo prometió y esta luchó siempre, más allá del final. Aunque, como el propio Danel Aser dice, él no pudo cumplir su compresa.

Foto: YAQ Distribución.

Su madre, Maribel, aparece en el documental en sus últimos meses de vida. En una especie de invitación a los relatos íntimos de la familia y de la madre exploramos la batalla diaria en unas horas de acompañamiento. Maribel poco después de la producción moriría. Sin embargo, el documental impulsa la causa que ha sido la de muchos en la despenalización de la eutanasia, y es documento de lo que costó a muchas familias conseguir cumplir el último deseo de la vida.

Pero duele. Aser refleja el dolor de su madre y de su padre, y de él mismo en su pieza, en la que la composición musical es fundamental para sentir lo que ellos sienten. Porque duele ver lo que fue una persona con plena conciencia de su existencia, y en lo que acaba convertida.

La promesa es una fuerte llamada de atención, una denuncia a la supuesta laicidad de España que todavía hoy se puede poner en duda. La religión sigue marcando acontecimientos de la vida de este país y señalando leyes como la de la dignidad de la muerte.

Foto: YAQ Distribución.

Danel Aser, junto a los suyos, pide, casi en una súplica, que la eutanasia sea una opción, y que esta pueda ser tomada por quien la necesite, sin que se trate de una imposición. No lo que otros sí han tratado de hacer durante todo este tiempo, impidiendo así que mucha gente pudiera acogerse a ella.

Finalmente, Aser rotula los valores que su madre inculcó a su familia: entrega, amor, vida y lucha. Todo lo cual no está, por el contrario, reñido con la muerte.

Conclusiones de “La promesa”

La promesa es una súplica a la muerte. También es una reflexión y una invitación muy personal al hogar familiar y a la muerte en vida que vive la amatxu. Una ventana al dolor, pero también al cuidado y al amor de Aser y de su padre hacia Maribel. Quizá esperando la empatía de los que todavía tuvieran dudas acerca del derecho a la vida-muerte.

Siempre fue buen momento, pero el de ahora, con la ley aprobada, es la oportunidad perfecta de compartir y ver la promesa que Aser le hiciera a su madre. No obstante, no olvidemos de que esta es una producción hecha a la fuerza, pues el deseo más profundo de sus creadores era el no haberla rodado. La promesa es para los que no están y para los que hoy y mañana podríamos decidir cómo y cuándo.

Puedes leer esta crítica también en Cinemagavia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s