Misery: El escritor cazado. Novela vs. Película

Misery es una novela de terror psicológico creada por Stephen King. Su versión cinematográfica pertenece al conocido actor y también director Rob Reiner (Ahora o nunca). El libro fue publicado en 1987 y la película se estrenó en 1990. Siempre es difícil valorar una película que ha sido basada en un libro, porque, por norma general, el libro gana a la película (aunque esto, claro, no siempre sea así). Por eso a la hora de analizar un formato u otro, no hay que olvidar que la historia pertenece al escritor, al novelista, en este caso. Y cuando se hace una adaptación, con mayor o menor acierto, se intentan sacar los elementos positivos de la versión cinematográfica, ya que suele competir en desventaja con la historia original.

Misery y sus posibilidades narrativas en la gran pantalla

En el caso de Misery película, esta tiene bastantes elementos que difieren del libro, pero que, en su mayoría, se encuentran al servicio del ritmo, del tiempo y de las posibilidades audiovisuales. Otros son, en cambio, fieles. La historia es esta: Un escritor superventas, Paul Sheldon, que anhela ser reconocido más allá de lo que es, un novelista popular, da carpetazo a la saga que le ha convertido en ello, Misery. Para ello se embarca en otro proyecto y con el que, una vez terminado, se aventura por el estado de Colorado esperando llegar a Nueva York en su coche. Sin embargo, tras un grave accidente en la montaña, será recogido por una ermitaña enfermera, Annie Wilkes.

Annie Wilkes es interpretada por Kathy Bates. Foto: IMDb.

Es decir, estamos hablando de un libro que se concentra, aunque no en el tiempo, sí en un espacio muy limitado. La película debía estar dotada de mayor dinamismo (cosa que consigue) y se aprecia en la trama paralela a lo que sucede en casa de Annie Wilkes con el policía del pueblo y su mujer. Ambos son una pareja encantadora que amenizan la historia dando salida a la tensión que se vive en casa de Wilkes. Sin embargo, no es lo que esperamos después de leer la novela y su final. Sin embargo, el director transporta al espectador en los momentos precisos a los lugares del pueblo mediante la investigación del policía, a otros rincones de la casa, y al despacho de la editora de Sheldon. Estas distensiones son necesarias y también oportunas.

Fotograma de la película. Foto: IMDb.

El escritor cazado

Pero la mayor diferencia respecto al libro son los pensamientos y el sufrimiento interno del Paul Sheldon, el escritor. James Caan (El padrino) se muestra sumiso y conmocionado, actitudes que le dan puntos respecto al Sheldon del libro, ya que el terror que sufre este hombre provoca que se funda con su carcelaria, llegue a comprenderla y quiera desistir de salir con vida de todo eso. La actuación de Caan es, por tanto, buena, convincente, pero no transmite todo lo que consigue la novela. Aunque es comprensible que traspasar los padecimientos de Paul Sheldon, así como su incipiente demencia, a la pantalla significaba todo un reto, y no solo para el actor, sino para los realizadores.

Annie atiende a su escritor favorito, Paul Sheldon. Foto: IMDb.

La relación entre Sheldon y Wilkes es brillante en el libro. También lo es la batalla psicológica y física. Stephen King, desde luego, consigue humanizar al monstruo y cosificar a la víctima. La narración es impecable. Los personajes que construye King en Misery constituyen toda una lección maravillosa de escritura. Y la novela lo es también. La dicotomía entre ficción y realidad dentro de la propia novela solo podía ser concebida en un libro por alguien como King. Porque un tipo que se divierte y vive gran parte de su vida a través de su creación. Es muy difícil seguirle el paso a un libro como Misery a través de una versión cinematográfica, quedando esta siempre a la zaga. El intento, decente, y el reparto con Kathy Bates (Tomates verdes fritos) y con una siempre bella Lauren Bacall, genial.

Conclusión. ¿Libro o peli?

Se percibe el intento del director por llevar a la pantalla una versión que tuviera posibilidades en este formato sin buscar hacer una propia versión de la película. Y, aunque Kathy Bates esté espléndida, siendo, seguramente, lo mejor de esta versión, el libro sigue siendo superior.

Libro: 8,5/10.

Película: 6,3/10.

Puedes leer este artículo también en Cinemagavia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s