El cuento: Retorno a los orígenes del miedo

El cuento (9 minutos) es un cortometraje de terror de 2019 que participó en la Sección Oficial del Festival Nocturna del mismo año. Sus creadores son los desconocidos Lucas Paulino y Ángel Torres que provienen del mundo de la publicidad. Con Caribe Estudio y el Ruso de Rocky han producido este trabajo que cuenta el tormento que sufren dos niños que junto a la madre viven enfrente de la casa de una misteriosa mujer. Pero qué es: ¿una pobre anciana o una bruja?

Trabajar con Sam Raimi

El cortometraje fue presentado en el Fantasia International Film Festival de Montreal, donde llamó la atención de Michael y Shawn Rasmussen (guionistas de Infierno bajo el agua). Aquí fue donde comenzó para Lucas Paulino y Ángel Torres el sueño dorado cinematográfico de cualquier director de cine, porque el mismísimo Sam Raimi (Evil DeadArrástrame al infierno) producirá el largometraje basado en este fantástico corto.

Fotograma de El cuento. Foto: Agencia Freak.

Una muy buena noticia para todos los amantes de este género, si bien, después de haber visto el corto, las expectativas sobre el largo son enormes. Y no tiene pinta de que el desarrollo de este trabajo vaya a ser fácil. Aunque con la colaboración del equipo que estará detrás (que supondrá trabajar con la Ghost House Pictures) y el talento de estos incipientes cineastas (que menuda entrada han tenido), seguramente no decepcionen y tengan éxito. Y así lo esperamos todos.

Mamá, cuéntame un cuento

Con El cuento regresamos a los orígenes del miedo y del relato como conductor del susto y del sobresalto. Si bien, el cortometraje de Paulino y Torres promete algo más que eso. La fantasía del corto se torna terrorífica, rehace lo convencional y nos regala una energía angustiosa, esa necesaria incomodidad del género.

Fotograma de El cuento. Foto: Agencia Freak.

Conforme avanza la acción nos sumergimos en el viejo relato, en el desgastado cuento lleno de leyenda que calma a los niños antes de irse a la cama. Aunque El cuento ni de lejos pretenda eso. En su relato la fantasía se vuelve realidad, volviéndose incierta e inesperada. El cuento, como género, es el punto climático y da la nota de terror de la propia historia.

Ismael Palacios interpreta al hermano mayor. Foto: Agencia Freak.

Con los diálogos llegas a reírte, quizá por nervios, quizá porque estás tan asustado como los personajes. La incertidumbre de la narración se vuelve, con el silencio, perfecta. Y los sonidos chirriantes y la música aguda son también la causa de que queramos ser parte de esta pequeña historia. Aunque es recurrente, y ya la hayamos oído en otras cintas de terror, no nos importa. Porque es la música con la que como espectador te emocionas y el corazón se detiene.

Los personajes en El cuento

Nos encontramos en una casa, es la hora de cenar. Una madre da de cenar a sus dos hijos. Ella está al borde del colapso, parece que no lleva muy bien eso de la maternidad. Pero los niños aparentan ser unos buenos chicos. Por la ventana de la cocina, uno de ellos advierte de la presencia de una bruja en el edificio de enfrente: «Siempre está ahí mirándonos», dice. La madre, un poco irritada, responde: «¿Y cómo sabes que no eres tú, el que siempre está aquí mirándola a ella?». Quizá un poco de razón tenga, depende del punto de vista.

Nerea Barros es la madre. Foto: Agencia Freak.

Y no contaremos más; solo es el inicio de este brillante cortometraje. El desarrollo es un cuento, perfecto para contar en la oscuridad. El final, por su parte, es muestra de todas las posibilidades del relato en general y de los cuentos de miedo en particular.

Conclusiones

El cuento es un cortometraje brutal, macabro e inquietante dentro del género. Se te hiela la sangre y se te eriza la piel cuando lo ves. Eso es lo que tiene que ser el terror, ¿no? Y qué difícil es conseguir una buena historia de miedo. El cuento se adentra en sus orígenes, hablando tanto desde una perspectiva narrativa como del propio género de terror, y nos devuelve un resultado que merece mucho la pena, así como la esperanza de que pueden seguirse creando historias como esta, que nos inspiran y nos hacen disfrutar como niños.

Puedes leer esta crítica también en Cinemagavia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s